Viajar por Europa sin costes de roaming en tu móvil

Creado por 

Label Key

 el

5 de junio de 2017

Desde el 15 de junio vas a poder navegar y llamar cuando viajes por Europa tal y como si estuvieses en España, sin sobrecostes. Aunque toda ley tiene su salvedad, y la supresión del roaming tiene las suyas. Ya que aunque el fin de los recargos por llamar y navegar desde la UE supondrá un ahorro para el usuario, existe el temor de que las compañías puedan subir sus tarifas de servicios.

La desaparición del roaming ha desatado un sinfín de dudas sobre el mismo, aquí os detallamos las más importantes.

¿Qué es el Roaming?

Sí, sorprende una pregunta un tanto obvia, no está de mas aclarar conceptos. El Roaming es la posibilidad que tiene un usuario de continuar usando las capacidades telefónicas de su dispositivo (llamadas, SMS, conexión de datos), fuera del país donde ofrece servicio la operadora que tiene contratada.

Hasta este año 2017, las operadoras cobraban un sobrecoste al usuario por el empleo de este servicio. La justificación de este recargo estaba en que las operadoras extranjeras asimismo las cobraban a ellas si un cliente del servicio hacía empleo de su red.

La UE hace unos años que decidió poner rumbo a la supresión de esta práctica en el territorio comunitario, para lo que fijó unos costes máximos que se han ido reduciendo progresivamente y de forma continua hasta llegar a la situación actual.

 

¿A qué países afectan estos cambios?

Los cambios afectan a todos y cada uno de los países pertenecientes a la Unión Europea: Alemania, Austria, Bélgica, Bulgaria, Chipre, República Checa, Croacia, Dinamarca, Eslovaquia, Eslovenia, España, Estonia, Finlandia, Francia, Grecia, Hungría, Irlanda, Italia, Letonia, Lituania, Luxemburgo, Malta, Países Bajos, Polonia, Portugal, Reino Unido, Rumanía y Suecia.

La Unión Europea ha confirmado que estas medidas se extenderán próximamente a Noruega, Islandia y Liechtenstein.

 

¿Por qué razón se suprime el roaming y qué es lo que significa?

Se trata de una solicitud histórica de los usuarios de telefonía móvil. La UE ha necesitado más de diez años para llegar a un pacto con las operadoras y se ha visto obligado a retrasar la fecha del fin del roaming hasta en 3 ocasiones. No obstante, va a dejar de existir el quince de junio de 2017 de forma definitiva.

La Comisión Europea ha establecido el coste de 3,2 céntimos de € por minuto de voz y 7,7 € por Gigabytes de datos cuando se use el teléfono en un país europeo diferente al que se contrató, mas van a ser las operadoras quienes desde el quince de junio acepten ese cargo y no repercutirá en la factura del cliente del servicio. O sea, el usuario no va a pagar más que el importe de su tarifa contratada, tal como si usara su teléfono en su país.

Este techo tarifario va a ser revisado periódicamente, cada un par de años, por la Comisión Europea, para amoldarlo al impacto del roaming sobre el mercado, mas en ningún caso repercutirá sobre el bolsillo del usuario que utilice sus servicios de telefonía de forma frecuente en su país y excepcionalmente en el extranjero.

 

 

 

 

¿Qué sucede con el fin del roaming en R. Unido tras el Brexit?

Reino Unido suprimirá el roaming el quince de junio de 2017 como el resto de países de la UE. Esto desea decir que desde ese día cualquier usuario de telefonía móvil va a poder emplear su dispositivo sin sobrecostes en el Reino Unido. No obstante, la situación podría ser diferente en el futuro. Todo va a depender de de qué forma avancen las negociaciones por el Brexit.

La UE ha manifestado su deseo de que Reino Unido pudiese continuar siendo zona libre de roaming para sus ciudadanos aun si el país abandona claramente la Unión Europea, mas todo va a depender de las conversaciones y pactos a los que se llegue en los próximos meses.

 

¿Qué sucede con las tarifas planas existentes?

Las operadoras van a poder imponer asimismo limitaciones en el caso de las tarifas más competitivas, que ofrecen una cantidad ilimitada de datos para navegar mediante Internet, y limitar su empleo mayoritario en el mercado nacional. Esto, hoy, no aplica en España, pues ninguna operadora ofrece tarifas planas de datos ahora, pero podrían hacerlo en el futuro.

 

¿Qué salvedades existen?

La Comisión Europea ha previsto una serie de situaciones en las que las operadoras van a poder cobrar por emplear el móvil en un país diferente al del sitio en el que se contrató la tarifa, primordialmente, para eludir prácticas desmesuradas de los usuarios y que, por servirnos de un ejemplo, un ciudadano de España que contrate una tarifa en Malta para usarla en España como su número frecuente solo por el hecho de que es más económico que los costos de las operadoras nacionales.

De la misma manera, asimismo se quiere impedir que un ciudadano de España pueda emplear su móvil nacional a lo largo de grandes periodos de tiempo en otros países de la UE.

El fin del roaming está concebido para favorecer la libre movilidad de los usuarios en periodos cortos -viajes de trabajo, vacaciones…- pero no para el empleo continuado en el tiempo de la red de telefonía de una operadora extranjera, lo que se llama “roaming permanente”.

De ahí que se ha establecido un “periodo ventana” de 4 meses, suficientemente extenso para englobar todo género de pequeñas estancias en el extranjero. Las operadoras verificarán que los usuarios, en los últimos 4 meses, no han empleado su móvil más tiempo en otros territorios diferentes al país en el que contrataron su línea telefónica.

En los casos en los que se advierta que en los últimos 4 meses el usuario ha empleado más su móvil en el extranjero que en el país de origen, su operadora va a poder solicitarle explicaciones y pedirle que pruebe que radica en el país o bien que tiene vínculos estables con ese Estado miembro.

El cliente del servicio va a tener un plazo de catorce días para ofrecer una contestación a su compañía y justificar que se halla en otro país por una causa razonable, como, por poner un ejemplo, un desplazamiento de empresa, estar matriculado en una Universidad de ese país o bien estar gozando de una estancia Erasmus.

En los casos en los que el usuario no pueda justificar por qué razón usa más su línea móvil de contrato fuera de su país de origen que dentro, la operadora deberá iniciar un procedimiento de reclamación y va a poder imponerle al usuario que sea quien pague el coste mínimo establecido por la Comisión Europea de 3,2 céntimos de € por minuto de voz y 7,7 € por Gigabytes de datos, como 1 céntimo por SMS mandado o bien recibido más Impuesto sobre el Valor Añadido.

 

 

 

 

¿Existen más límites?

El fin del roaming afecta a todas y cada una de las líneas móviles de contrato, no de esta forma a las de prepago. Cada operadora es libre de administrar a sus clientes del servicio con los costos más provechosos para usar su móvil de prepago en el extranjero e inclusive algunas de estas operadoras ya han anunciado que suprimen este sobrecoste asimismo para sus clientes del servicio de prepago.

Lo más aconsejable es consultar con la operadora antes de viajar si bien lo más conveniente acostumbra a ser adquirir una tarjeta SIM local.

 

¿He de hacer algo para que se active el fin del roaming?

Con algunos operadores era preciso activar el roaming. No es preciso registrarse para finalizarlo. Por defecto, todos y cada uno de los clientes del servicio de telefonía móvil de contrato de cualquier país miembro se favorecerán del fin del roaming desde el quince de junio. Más tarde, posiblemente en ciertos casos las operadoras soliciten a los usuarios que prueben que su sitio de vivienda frecuente es el país donde contrató su tarifa.

 

¿Qué sucede si viajo fuera de la UE?

El fin del roaming, que entra en acción el próximo quince de junio, solo afecta a quienes empleen su móvil en los países miembros de la UE. Aquellos usuarios que deseen emplear su móvil para efectuar llamadas o bien navegar por Internet en otros países deberán asumir el coste que imponga su operador.

Ciertas compañías han decidido suprimir el roaming asimismo en otros territorios, mas cada una impone un criterio propio para establecer las tarifas que cobra en todos y cada uno de los países, con lo que no pueden establecerse reglas generales y es preciso preguntar siempre y en todo momento con las compañías antes de utilizar el móvil en el extranjero.

Contacta con nosotros si deseas ampliar información: